¿Qué es BIM?

El Building Information Modeling (BIM) es una metodología de trabajo colaborativa para la creación y gestión de un proyecto de construcción. Su objetivo es centralizar toda la información del proyecto en un modelo de información digital creado por todos sus agentes. Podríamos decir que el modelo BIM es una base de datos en varias dimensiones que, gracias a ello, es un recurso compartido que puede ser utilizado por arquitectos, ingenieros, paisajistas, aparejadores, diseñadores, instaladores, promotores, inversores y constructoras. Todos los agentes pueden aportar datos e información al modelo, que se actualiza en tiempo real. Esto permite a todos los agentes tener una visión actualizada del proyecto y tomar decisiones más informadas.

Metodología BIM

La metodología BIM se basa en los siguientes principios:

  • Integración: todos los agentes involucrados en el proyecto pueden trabajar de forma colaborativa, utilizando un único modelo de información, interviniendo en cada una de sus disciplinas de manera interactiva con el resto.
  • Evolución: el modelo de información es un archivo vivo que se actualiza y mejora a lo largo del ciclo de vida del proyecto.
  • Interoperabilidad: el modelo de información se puede compartir entre diferentes herramientas, programas informáticos, entornos y soportes.

Características técnicas del modelo BIM

El modelado BIM supone la evolución de los sistemas de diseño tradicionales basados en el plano, ya que incorpora información geométrica (3D), de tiempos (4D), de costes (5D), ambiental (6D) y de mantenimiento (7D). De esta manera permite anticiparnos a posibles incidencias que puedan surgir en cada una de las fases del proyecto, la ejecución y el mantenimiento del edificio.

Información geométrica (3D)

La información geométrica del modelo BIM representa la forma y el tamaño de los elementos del proyecto. Esta información nos permitirá detectar a tiempo posibles problemas de carácter normativo, de interferencias entre las distintas disciplinas, anticipar posibles sobrecostes,…

Información de tiempos (4D)

La información de tiempos del modelo BIM representa la secuencia y la duración de las actividades del proyecto. Esto es de especial importancia a la hora de la ejecución y puesta en obra y constituye, sin duda, uno de los avances más interesantes a la hora de reducir costes y plazos.

Información de costes (5D)

La información de costes del modelo BIM permite llevar un control muy cercano a la realidad del coste total del proyecto. Cada elemento puede relacionarse con una partida en nuestro presupuesto de obra. Es cierto que hay determinados elementos que tal vez se nos escapen del control al 100 %, por lo que es muy importante que el equipo tenga la experiencia necesaria para anticiparse a posibles desviaciones.

Información ambiental (6D)

La información ambiental del modelo BIM representa el impacto ambiental del proyecto. Esta información se puede utilizar para evaluar la sostenibilidad del proyecto.

Información de mantenimiento (7D)

La información de mantenimiento del modelo BIM representa los requisitos de mantenimiento de cada elementos de nuestro proyecto. Esta información es muy valiosa durante la vida útil de nuestro edificio, facilitando la labor de mantenimiento del mismo así como de las revisiones periódicas necesarias de los elementos más relevantes como las instalaciones, la envolvente térmica, la estructura, etc, pudiéndose llegar a un control del inventario dentro de la operativa de la actividad que se desarrolle en el edificio si es necesario.

Ventajas del BIM

El BIM ofrece una serie de ventajas fundamentales para el sector de la construcción, entre las que podemos destacar:

mejora la comunicación y la colaboración entre los diferentes agentes involucrados en el proyecto

Los estándares BIM proporcionan un lenguaje común para todos los agentes involucrados en un proyecto de construcción. Esto facilita la comunicación y la colaboración entre ellos, ya que todos pueden entender los datos y la información que se comparten. Esta comunicación ayuda a un arquitecto a compartir un modelo BIM con un ingeniero, que puede utilizar ese modelo para realizar cálculos estructurales y de instalaciones. A su vez, el modelo BIM también puede utilizarse para coordinar el trabajo de diferentes contratistas, lo que ayuda a evitar errores y retrasos.

reduce los errores y los costes de construcción

El BIM ayuda a garantizar que los datos utilizados en un proyecto de construcción sean precisos y coherentes. Para que esto funcione, es precisa una disciplina mayor a la hora de desarrollar nuestro proyecto pero que se verá compensada con una reducción de riesgo de errores, que pueden suponer costes y retrasos.

mejora la eficiencia y la productividad

Se agiliza la reutilización de los datos, lo que puede ayudar a mejorar la eficiencia y la productividad, esto es debido a que modelo BIM puede utilizarse para generar documentación, como planos y especificaciones. Esto puede ahorrar tiempo y gastos adicionales a los profesionales de la construcción. Como valor añadido podemos indicar que esta información, al obtenerse de un mismo modelo, tiene un nivel de coherencia superior al que obtenemos con una metodología de trabajo con informaciones dispersas.

facilita la toma de decisiones

Los estándares BIM proporcionan información precisa y coherente sobre el proyecto, lo que facilita la toma de decisiones. Sirva de ejemplo que el gerente de un inmueble puede utilizar un modelo BIM para analizar el espacio disponible en un edificio, obteniendo una ayuda adicional para tomar decisiones sobre cómo utilizar el espacio de forma más eficiente.

mejora la sostenibilidad de los edificios

Ayuda a mejorar la sostenibilidad de los edificios al facilitar el análisis del rendimiento energético y ambiental de los edificios. Los modelos energéticos permiten un análisis muy profundo del comportamiento tanto del edificio como de los diferentes elementos del mismo, significando de gran ayuda desde el mismo comienzo del diseño.

Proceso BIM

El proceso BIM se puede dividir en las siguientes fases:

  • Planificación: donde se definen los objetivos y alcance del proyecto, así como se establecen los requisitos del modelo de información.
  • Diseño: en esta fase se crea el modelo de información, que incluye la información geométrica, de materiales, de tiempos, de costes, ambiental y de mantenimiento del proyecto.
  • Ejecución: aquí utilizaremos el modelo de información para planificar y ejecutar la construcción del proyecto.
  • Operación y mantenimiento: es la fase de explotación, en la que se utiliza el modelo de información para gestionar el edificio durante su vida útil.

Herramientas para el modelado BIM

Existen una gran variedad de herramientas BIM disponibles en el mercado. Estas herramientas permiten crear, gestionar y compartir los modelos de información BIM.

Algunas de las herramientas BIM más populares son:

  • Autodesk Revit
  • Bentley Systems Generative Components
  • GRAPHISOFT Archicad
  • Trimble SketchUp
  • Programas de CYPE INGENIEROS con su entorno de trabajo BIMSERVER.

Las herramientas BIM se pueden clasificar en función de su enfoque, en:

  • Herramientas de modelado: permiten crear y gestionar modelos BIM.
  • Herramientas de colaboración: permiten a los diferentes agentes involucrados en el proyecto colaborar en el modelo BIM.
  • Herramientas de análisis: permiten analizar el modelo BIM para identificar problemas y oportunidades de mejora.

Tipos de modelos BIM

Los modelos BIM se pueden clasificar en función de su nivel de detalle y complejidad, así como en función de su fase de uso.

En función del nivel de detalle y complejidad, los modelos BIM se pueden clasificar en:

  • Modelos conceptuales: son modelos sencillos que se utilizan para definir los conceptos básicos del proyecto.
  • Modelos de diseño: son modelos más detallados que se utilizan para definir el diseño del edificio.
  • Modelos de construcción: son modelos que incorporan información sobre los materiales, componentes y procesos de construcción.
  • Modelos de operación y mantenimiento: son modelos que incorporan información sobre el funcionamiento y mantenimiento del edificio durante su vida útil.

En función de la fase de uso, los modelos BIM se pueden clasificar en:

  • Modelos de diseño y construcción: se utilizan durante las fases de diseño y construcción del proyecto.
  • Modelos de operación y mantenimiento: se utilizan durante la fase de operación y mantenimiento del edificio.

Beneficios económicos del modelado BIM

La adopción de BIM puede suponer importantes beneficios económicos para el sector de la construcción, entre los que destacan:

  • Reducción de los costes de construcción: BIM puede ayudar a reducir los costes de construcción entre un 5% y un 15%, gracias a la reducción de los errores, la mejora de la eficiencia y la optimización de los procesos.
  • Aumento de la productividad: BIM puede ayudar a aumentar la productividad de los trabajadores de la construcción entre un 15% y un 25%, gracias a la mejora de la comunicación y la colaboración.
  • Mejora de la calidad: BIM puede ayudar a mejorar la calidad de los edificios, gracias a la detección temprana de los errores y la mejora de la coordinación entre los diferentes agentes.

Estandarización de BIM: un requisito esencial para la colaboración

La metodología BIM está basada en la colaboración entre todos los agentes involucrados en un proyecto de construcción. Para que esta colaboración sea efectiva, es necesario establecer estándares que permitan el intercambio de información de forma coherente y eficiente.

La importancia de los estándares BIM

Los estándares BIM proporcionan una serie de beneficios, entre los que destacan:

  • Facilitan la colaboración entre los diferentes agentes: los estándares BIM permiten que los profesionales de la construcción utilicen diferentes herramientas y software, sin que ello suponga una barrera para la colaboración.
  • Mejoran la calidad de los datos: los estándares BIM ayudan a garantizar que los datos utilizados en un proyecto de construcción sean precisos y coherentes.
  • Reducen los costes y los plazos de ejecución: los estándares BIM pueden ayudar a reducir los costes y los plazos de ejecución de un proyecto, gracias a la reducción de los errores y la mejora de la eficiencia.

Los estándares BIM más importantes

Los estándares BIM más importantes son los siguientes:

  • IFC (Industry Foundation Classes): el IFC es un formato de intercambio de datos que permite el intercambio de información entre diferentes herramientas y software BIM.
  • ISO 16739:2018: la norma ISO 16739:2018 define el IFC.
  • ISO 19650: esta norma establece los principios y requisitos para la gestión de información durante todo el ciclo de vida de un activo construido utilizando BIM. Proporciona un marco para la gestión de la información BIM y aborda aspectos como la organización y la competencia, los procesos de información, la infraestructura y la seguridad.
  • ISO 12006-2: define un sistema de clasificación para objetos de construcción y facilita la organización y la gestión de la información en proyectos de construcción utilizando BIM. Ayuda a estandarizar la forma en que se nombra, organiza y comunica la información sobre los componentes de la construcción.
  • OpenBIM: OpenBIM es un enfoque universal al diseño colaborativo, realización y operativa de los edificios basado en flujos de trabajo y estándares abiertos.
  • BS 1192: es un estándar británico que proporciona orientación sobre la gestión de la información durante todas las etapas del ciclo de vida de un proyecto de construcción. Se complementa con PAS 1192, que proporciona especificaciones para la ejecución de proyectos BIM.
  • NBIMS-US V3 (National BIM Standard – United States): este estándar estadounidense proporciona directrices para la implementación de BIM en proyectos de construcción en los Estados Unidos. Define protocolos y estándares para la gestión de la información y la colaboración en proyectos BIM

La adopción de los estándares BIM en España

En España, la adopción de los estándares BIM está avanzando de forma progresiva. En diciembre de 2018 se estableció un mandato BIM para la contratación pública de edificación, que se implantará de forma progresiva entre 2024 y 2030.

En resumen, el BIM es una tecnología disruptiva que tiene el potencial de transformar el sector de la construcción. Al centralizar toda la información del proyecto en un modelo digital, el BIM permite a los profesionales de la construcción trabajar de forma más eficiente y colaborativa, lo que puede conducir a una mejora significativa en la calidad, la seguridad y la sostenibilidad de los edificios.

Si necesitas implementar el modelado BIM en tu proyecto, pídenos un presupuesto sin compromiso.

Blog de Arquitectura

Más artículos